Traductor

Articulos

Combatiendo por  nuestra  fe

La iglesia de este siglo XXI  atraviesa diría yo, que unos de  sus  días  más  difíciles  y agonizante jamás visto. Creo sin temor a equivocarme, que las palabras de nuestro Señor  cada día toman y tomaran  más relevancia  e  importancia  ante  instituciones  internacionales. En estos días  leía en uno de los diarios de la prensa belga, que uno de sus  más  elevados representantes el señor José Manuel Durão Barroso, considera  que  la religión más que ser un daño a la sociedad, podría llegar a ser una gran  aleada. Solo esto  es  una muestra  que  algo sucede  en  este mundo cuando uno de los mas altos  ejecutivos de la  unión europea dice  algo  semejante. Por otra parte se  oye  y se ve  entre  los círculos  sociales, educacionales, familiares ,gubernamentales y religiosos, que hay  que  salvar  al mundo  y que  hay  que  unir  esfuerzos  para este loable  objetivo  mundial.
En medio de  todo este maremagno de  cosas , la iglesia  se  esta cada día mas y mas introduciendo en un terreno peligrosísimo  y  hasta  prohibido  para ella. Ya se escuchan  algunos  ministros  y  hermanos en la fe, que insinúan  que  hay que hacer algo  para cambiar  y salvar este planeta  tierra.  Otros consideran  que entrando en la política, que desde  allí  en un escaño que les pueda dar democráticamente el pueblo, puedan  cambiar  las leyes  que injustamente  aprueban  los  malos hombres. Todo ello  es  digno de admiración, pero  no es la solución a los problemas  que aquejan a este mundo. Por  otra parte, últimamente se  habla  dentro de las iglesias (y cada día  se dará con más frecuencia) de cuidar el medio ambiente, cuidar los bosques, la fauna, los mares, lagos, etc. De hecho  ya en algunas  iglesias  en los Estados Unidos  las Biblias  son toda  verde  haciéndose  eco  del  llamado  mundial de cuidar el planeta. Términos como “ Bio Degradable “  se  oyen  ya entre  nuestros  hermanos  en alguna  parte del globo terráqueo.
A ello  añadimos  los movimientos  seudo- pentecostales  que en los últimos  diez  años  han  tomado  fuerza sobre todo en nuestra América latina y Estados Unidos. Ahora resulta  que solo y únicamente ellos, tienen una nueva revelación  entregada directamente  por Dios. Según estos grupos, están  para traer  reforma, juicio  y orden.  Muchos de ellos  viven  como  verdaderos  reyes  del lujo  y  el despilfarro, justificándolo, como bendición  de  Dios  sobre  sus vidas. El  problema  es (lamentablemente  muchos  no  lo ven  oh  no  lo quieren  ver) que  no  tenemos  una formación correcta  con  respecto  a  la palabra  de  Dios. Muchos  creyentes  son  perfectos  analfabetos  bíblicos, ignorantes de las verdades  y simples sensuales. Lamentablemente nuestra ignorancia no solamente  tiene efecto en nosotros como personas pensantes, sino en nuestros  hijos.
“Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.” Oseas: 4:6
Si amados, la iglesia de este siglo XI, cada día  mas y mas  se  parece  más a este mundo  que a su Señor. Se  supone  que nosotros  somos  los portavoces del Dios vivo en esta tierra, para anunciar  las buenas nuevas  al necesitado.  Pero  resulta  que ahora  nos estamos convirtiendo  en portavoces de cosas  que nada  tienen que ver  con  lo que el Señor  nos  mando a hacer.  Este  mundo  nadie  lo podrá  cambiar  por mas cruzadas  y  eventos  ecologistas  que  pretendamos hacer. No estamos aquí  para transformar  estructuras, sistemas y mucho  menos  salvar el planeta. La Palabra  de  Dios  dice  que  este  mundo  y sus cosas  pasaran, pero  sus palabras  no  pasaran. Todo  está reservado  para el fuego, para aquel gran día  cuando  nuestro Dios  juzgue a  la  humanidad.  Lo más  que podemos  nosotros hacer es predicar  y  hacerle un  llamado al hombre  para  que se acerque a su creador. Ni siquiera  nosotros  estamos aquí  para salvar a nadie, sino  para  predicar  y decirles a los hombres  que se vuelvan a Dios. Es el Espíritu Santo quien  convencerá al hombre de pecado  y no  nosotros.
Dentro de nuestra pequeña congregación  aquí en Bruselas nos  importan  las personas,ellas oh ellos  son importantes para Dios y así se lo hacemos saber. Algunos  tienen  duros  conflictos  en sus  hogares, trabajos y amistades. la  mayoría  mujeres, son presionadas  para que desistan de su fe, arguyendo  que  todos  los predicadores  e  iglesias  son  iguales, unos vividores  y engañadores.  Seguramente  usted dirá  que no es justo esta apreciación de esta personas y  quizás  usted tenga toda la razón. Pero con todo lo que está aconteciendo en la iglesia como ya  lo he mencionado, ¿cuál debería ser para usted, la reacción de estas personas? Bueno digamos  que  una persona es ciega  y se tiene que mover en este mundo, en una gran ciudad  o una gran  mansión. Lo hará guiado en su mayor parte (si es muy independiente )  por sus  sentidos sobre todo  por el olfato  y  las tacto. Aunque también defendedera de otras personas; su  confianza  esta puesta en sí mismo. 
Tomando  esta  figura y traspalándola a la situación  de  los que  nos critican  y nos señalan, quedaremos sorprendidos con la similitud, pero en aspectos estrictamente espirituales. Ellos están ciegos espiritualmente, se  dejan guiar por sus sentidos y  algunos incrédulos  permiten  que otros  les  guíen  y  les  muestren el camino. Hoy  muchos  ciegos espirituales  no  desean saber  nada  de  la religión ya  que se les ha  decepcionado  y  engañado. Muchos  sobre todo  en este continente  prefieren  creer  solo  y únicamente en ellos, y están  cada día dejando a Dios  fuera de las instituciones  y  la familia. Se está levantando  un  espíritu  anti- Dios y anti- cristiano. El Laicismo(corriente de pensamiento, ideología, movimiento político, legislación o política de gobierno que defiende, favorece o impone la existencia de una sociedad organizada aconfesionalmente, es decir, de forma independiente, o en su caso ajena a las confesiones religiosas. Su ejemplo más representativo es el "Estado laico" o "no confesional".) 

 Cada día  toma  más cuerpo  y ya  es  un término  que se ha convertido en la comidilla de  todo  el mundo en esta sociedad. También  está el  materialismo que si es cierto  que desde  el XIX ya  tenía  sus  seguidores  y promotores  dentro de la eferas gubernamentales y de la burguesía, no hay que negar  que hoy día  sus  tentáculos  han  crecido  y extendido  en todo el mundo, sobre todo  en la juventud. Y que decimos de la tolerancia, otro término  que  más que hacer bien  hace  mucho daño. Hoy como consecuencia de  este concepto, existen  matrimonios homosexuales, parejas de lesbianas (Hombres y mujeres) adoptando niños, y entre  el circulo religioso algunos evangélicos emparentándose  con  otras tendencias religiosas que nada  tienen que ver  con lo que hacemos y creemos. Y siguiendo esta misma línea, iglesias evangélicas  diluyendo el evangelio con  programas, conferencias  y actividades multitudinarias, supuestamente  buscando exaltar el nombre del Señor  y lo que están  logrando, es  hacer del cuerpo de Cristo como el cuerpo de un drogadicto; marcado, pinchado y atrofiado.
Mi intención en este escrito  no es juzgar (aunque el juzgar no sea incorrecto ), tampoco hacerme un hueco  en este escenario  apocalíptico que vivimos, para expresar lo que creo, y mucho menos  fastidiarle a  quienes les desagrada, temas  como estos. Mi único propósito  es  que  abramos bien los ojos, que  seamos  celosos  y defensores  de  la fe, que  combatamos ardientemente  confrontando  y desbaratando  argumentos humanos. Los tiempos  que vivimos  y vamos a vivir  no serán  mejores, y quien diga lo contrario  le estará  mintiendo. Los días que vienen  ya fueron determinado por nuestro Dios, tratar de cambiarlos  es  tratar de decirle a Dios que él se  equivoco. Usted y yo sabemos muy bien, que no es así. Que su palabra se cumplirá  y que  estos días  mas que nunca, la iglesia  tiene  que predicar, santificarse, llegar a la mayor cantidad de pueblos  y sobre todo; estar  lista  para ser  arrebatada  a los Cielos.
Finalizo este ensayo  con  las palabras  de  las Sagradas escrituras, que es  para todos  nosotros  una advertencia  y  una  exhortación  a  guardarnos  y defender  si fuese posible  con  nuestra vida; nuestra ¡ FE ¡

“ Y estos  eran  más  nobles  que  los que  estaban  en Tesalónica, pues  recibieron  la  palabra  con  toda  solicitud, escudriñando  cada día  las  Escrituras  para ver  si  estas  cosas  eran  así. ” Hechos. 17:11

Crisis  en  la Iglesia
    Unas de las  tantas  cosas que  hoy  estamos viendo, es  como  el  mensaje  de  las  Cruz   esta  siendo diluido  desde nuestros altares, por  un  mensaje que  parece  verdad  pero  que no lo es. Por un  mensaje  que  desvincula  a  Dios  para  entronar  al  hombre. Ya  no se  habla de  la  santidad, el  amor, el  temor a  Dios, el  pecado  y  la  eminente  venida de  nuestro Señor y  Salvador  Jesucristo. Es  más conveniente  hablar de  prosperidad, de  conquista de  las  naciones, de  llevar  una  vida de  lujo  porque  según  estos  maestros esto  es  señal  de  que  estamos bien.  Claro  hablar  del  pecado, de la santidad  y de  la  bienaventurada  esperanza de los santos, implica  preparación  y  confrontar  a  las  personas  a  la realidad. El  problema  y  así  lo  saben  quienes  diluyen  el evangelio, que  predicar  sin  adulterar  la  sagradas  escrituras es  sinónimo  de  grandes  éxodos de  las  iglesias, y  los  jugosos  beneficios que  ello  conlleva, volarían  como  los  pájaros  cuando se  acerca  el  otoño.
  ¿Pero acaso  no  nos  mando  el Señor  a  predicar  el  evangelio  aunque  eso  signifique  la  antipatía de  los demás ?


“retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen.” Tito.1:9 
“Que  prediques la  palabra; que instes a tiempo  y  fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con  toda  paciencia y doctrina. “” 2 Timoteo.4:2
 Es  responsabilidad  no solamente de  los que  subimos a  los  alteres  a  exponer las  sagradas  escrituras, predicar  de  manera  exacta  y  contextual  el  evangelio. Es  asunto de  todos, pastores, evangelistas, maestros, misioneros  oh  laicos. Pero  debemos  hacerlo de  manera consecuente  a  nuestros actos, dentro del marco  del respeto  y  la verdad. De  lo  contrario de  no  hacerlo  oh  hacerlo  mal, tendremos  que  dar  cuenta. Muchas  veces  nos  cuesta  entender  esto  y  quizás porque  nos cuesta  aceptarlo, inventamos  cosas  que  luego  convertimos  como  verdades. Es  mas  fácil  decirle  a  la  gente  lo  que  ellos  quieren  oír,  y  no  lo que  no  quieren  oír. El  evangelio  tiene que ser  predicado  en  todo  su  contexto teológico, cultural, geográfico y sobre todo, en su sentido  literal  cuando  el  mismo  lo  demande, y espiritual  tal  como  fue  inspirado  por  Dios.
He  escuchado  cada  locura, cada  interpretación de  la  Palabra  por  parte de  tantos  ministros, que  me  causa  tanto  coraje  y estupor. Para  los  que no tienen el  mas  mínimo  conocimiento  en  interpretación de  la  Palabra de Dios, saben  que  la  misma  Palabra es  su propia  interprete, ella  misma  dicta  y  establece  las  pautas  en  norma de  interpretación. El problema está, en  que  no  tenemos  una  cultura  correcta  en el estudio de  las  Sagradas  escrituras, es  mas  fácil  pasarnos  frente  a  una  pantalla  viendo  sabrá Dios que, oh leyendo  cualquier  otra  cosa  menos  la  palabra de Dios y  eso  es  fatal.Mas aqui

Las  Ultimas palabras de Keith Green
¿POR QUÉ DEBES IR AL CAMPO MISIONERO?
por Keith Green
El Mensaje Final de Keith Green (1953-1982)


El siguiente artículo, es el último escrito de Keith, y quiero animarte a que lo leas con un corazón abierto. El artículo fue terminado sólo unos días antes de que él, junto con dos de nuestros hijos, Josiah y Bethany, se fueran a los brazos de Jesús debido a un accidente aéreo. El mensaje que escribió es la forma en que expresó una genuina carga que el Señor había puesto en él. No es un artículo más; como Keith lo menciona, es un ardiente deseo que el Señor le había puesto y ardía en su corazón; e iba a ser el nuevo enfoque que presentaría al pueblo de Dios, especialmente a los cristianos que viven en América.

La mayoría de ustedes saben que el mensaje que compartió desde el inicio de su ministerio fue: “¡Ponte a cuentas con Dios!” No se avergonzaba de predicarlo. Y gracias a su valentía, muchos corazones fueron abiertos y expuestos a la convicción de arrepentimiento que el Espíritu Santo trae y a la realidad de Dios. Keith anhelaba ver a cada cristiano totalmente entregado a Dios. Nada de ser tibios o de servir a Dios a medias, sino estar, como decía en unos de sus últimos conciertos, ¡locos por Jesús.Aqui todo el articulo.
Mas